Reforestación en la fuente del Río Nosara en Guanacaste

Meta del proyecto:
Asegurar el abastecimiento de agua potable y proteger la biodiversidad mediante la reforestación de pastizales

Organización socia local:
Fundación Pro Reserva Natural Monte Alto

Socios en Alemania:
Deutsche Umwelthilfe, Hand-in-Hand-Fonds der Rapunzel Naturkost AG

   

Contribución de TROPICA VERDE e. V.:
Compra de pastizales en la región fuente y su reforestación mediante regeneración natural y plantación de bosques con especies indígenas y típicas de esta región en forma de cultivo mixto. Apoyo de actividades en favor de la educación ambiental en el territorio del proyecto.

Guanacaste:

Tala rasa con consecuencias para el noroeste de Costa Rica

Originalmente, las regiones litorales al costado de la costa del Pacífico de Centroamérica estaban cubiertas con bosque tropical muy rico en especies, alternando estacionalmente entre húmedo y seco. Pero entre los años 50 y 80 del siglo pasado muchos bosques, incluso en terrenos muy pendientes, fueron víctima de la tala rasa para plantar pastizales para el ganado vacuno.

Así en la provincia de Guanacaste, la vegetación original ha desaparecido casi totalmente. Después de la burbuja de producción de carne de vaca gran parte de los pastizales quedaron abandonados. Por todas partes se pueden ver estos potreros. Hoy en día, los pecados ambientales del pasado y la tala rasa todavía tienen consecuencias gravísimas: destrucción y degradación del suelo por erosión, inundaciones dramáticas durante el período de lluvias y escasez de agua durante los períodos secos.

Por eso, una reforestación por lo menos parcial de esta región es absolutamente necesaria. Pero debería ser realizada conforme a criterios ecológicos para evitar la creación de monocultivos de teca en lugar de especies de árboles nativos.

 
Pastizales sobre una ladera en la región fuente del Rio Nosara durante el período seco (izquierda). El ganado causa grandes daños por erosión (derecha). Fotos: Tropica Verde

Proyecto Monte Alto: Reforestación en la región fuente del Rio Nosara

En Hojancha, en las tierras altas centrales de la península Nicoya, se notó en el 1990, que el acuífero del Rio Nosara, origen del agua potable para los vecinos de la localidad, había bajado más del 90 % en los 25 años anteriores a causa de la deforestación. Solamente la reforestación de la región fuente de por sí pudo garantizar la inversión de este proceso catastrófico y mejorar en adelante el suministro de agua en los períodos secos.

Por ello, en 1993 se fundó la Fundación Pro Reserva Forestal Monte Alto por parte de ciudadanos comprometidos con la defensa del medio ambiente. En el año 1994, 924 hectáreas de la cuenca manantial pudieron ser declaradas como Reserva Forestal Monte Alto. Desde entonces, la Fundación pudo adquirir 300 hectáreas de terrenos con pendientes muy pronunciadas para la regeneración de forma natural o para reforestarlas en forma de cultura mixta con especies nativas y típicas de esta región. Además, en el marco de programas estatales de fomento, propietarios privados pudieron ser convencidos por los responsables de la Fundación Pro Reserva Forestal Monte Alto para que dejasen la explotación de sus terrenos. La Fundación tiene como meta la reforestación de terrenos con una superficie de aproximadamente 800 hectáreas. El proceso de reforestación ya está en pleno desarrollo y abarca ahora un poco más de la mitad de esta superficie.

Desde marzo de 1997, TROPICA VERDE e.V. es socio de la fundación Monte Alto. En los años 1997 y 1998 y como apoyo concreto, TROPICA VERDE e.V. adquirió en la zona del proyecto un total de 40 hectáreas de “potreros”, de las cuales unas 26 hectáreas fueron reforestadas y el resto dejado a la regeneración natural. Estas y otras medidas en las fases de plantación y mantenimiento fueron posibles gracias a la ayuda financiera de la ciudad de Frankfurt, entre otros organismos.

Desde 2001, el proyecto está asesorado científicamente por el profesor Dr. Emil Rückert de la Universidad Politécnica de Wiesbaden, quien ha realizado investigaciones botánicas en el territorio del proyecto en 2005/06. Además, sus conclusiones se basaron también en los resultados obtenidos por sus estudiantes a punto de licenciarse Marcus Eichenlaub y Nadine Sandau los años 2001 y 2004 respectivamente.

En adelante, el desarrollo del proyecto depende en gran medida de una participación intensa de las generaciones futuras. Por eso, TROPICA VERDE e.V. da mucha importancia a la financiación de medidas para la educación ambiental. Ya hace años hemos financiado el pabellón de información y con apoyo del Hand-in-Hand-Fond la construcción de la nueva oficina. Regularmente hay talleres de educación ambiental para escolares y agricultores de la región así como eventos festivos de reforestación.

Un proyecto para el futuro será la construcción de una casa de estudios para estudiantes o profesores. Esta casa debe ser adecuada, útil y bien equipada para continuar con las investigaciones científicas en Monte Alto. Buscamos personas que con sus donaciones apoyen este proyecto.

Lo que usted puede hacer:

  • Apoyar el proyecto Monte Alto con una donación o asumir un padrinazgo.
  • Hacerse socio de TROPICA VERDE e.V. y apoyar nuestras actividades con su cuota de socio.
  • ¿Ya es miembro de TROPICA VERDE e. V.? Entonces puede recomendarnos y ayudarnos a conseguir nuevos miembros.

¡Sí, se puede!